Ilegalidad aparente o violación permanente: - Ebook | Editorial Universidad del Rosario
0

introduzca AND, OR, NOT para restringir los resultados de la búsqueda
 
A
(Por ejemplo, 330.12 a 500.45)
 
 
 
 

Ilegalidad aparente o violación permanente:

Los derechos de autor y las tecnologías P2P
0 estrellas de 5(0 Calificacion(es))
Formato : PDF
Número de páginas : 112
Edición :1
Fecha de Publicación :2015
Disponible para :

$3.00

  Permanente     

Comprar libro en papel
 

Descripción del libro

Durante las dos últimas décadas, el mundo ha sido testigo de cómo la protección jurídica debida a las creaciones del talento humano se encuentra en crisis, dada la expansión global de las telecomunicaciones a través de Internet. Las falsificaciones o duplicaciones de los bienes protegidos siempre requirieron gran talento e inversión, ya que lograr una copia era una actividad compleja e incluso mal vista ante los ojos de la sociedad civilizada. Con el advenimiento de las redes informáticas, así como con la posibilidad de realizar descargas directas de contenidos alojados en discos duros, servidores o, incluso, en la nube, el comportamiento social se modificó de manera abrupta, permitiéndole a cualquier internauta obtener canciones, películas, videos o software, entre otros, sin necesidad de reconocer derechos morales o patrimoniales algunos a sus creadores. A diario, billones de internautas copian y distribuyen archivos de audio, imagen y video que, en teoría, se encuentran protegidos por derecho de autor o copyright. La facilidad en el uso de las tecnologías informáticas, más una amplia oferta de programas que posibilitan realizar estas descargas de manera gratuita, le permiten a cualquier sujeto conectado a la red perpetrar tales conductas, con lo cual la industria del entretenimiento deja de ganar millones de dólares. Esas pérdidas dieron lugar a que entidades como la Recording Industry Association of America (riaa), la Motion Picture Association of America (mpaa) y la Canadian Recording Industry Association (cria) buscaran solución a este problema a través de mecanismos de protección jurídica en contra de los usuarios de estos programas, con el objeto de impedir el constante enriquecimiento de los infractores. Lastimosamente, en ocasiones, estas medidas resultaron excesivas y los procedimientos solo dieron lugar a sentimientos de rechazo por parte del público y a una mala prensa. Dentro de tales opciones, se recurrió a la presentación de miles de demandas por millonarias indemnizaciones, para lo cual se llegó al atrevimiento de solicitar que los jueces ordenaran a los proveedores de servicios de Internet (isp)2 el desenmascaramiento de los números de identificación de los internautas que descargaran cierta cantidad de información en sus computadores. Esto con el propósito tanto de aplicar duras sanciones criminales como de obtener cuantiosas pretensiones, lo que después degeneró en un sinfín de situaciones anómalas que condujeron a decisiones injustas e ilógicas en contra de personas que resultaron afectadas de manera directa con tales resoluciones.