La tradición política en la obra de Hannah Arendt - Ebook | Editorial Universidad del Rosario
0

introduzca AND, OR, NOT para restringir los resultados de la búsqueda
 
A
(Por ejemplo, 330.12 a 500.45)
 
 
 
 

La tradición política en la obra de Hannah Arendt

0 estrellas de 5(0 Calificacion(es))
Formato : PDF
Número de páginas : 106
Edición :1
Fecha de Publicación :2014
Disponible para :

$5.00

  Permanente     

Comprar libro en papel
 

Descripción del libro

La obra de Hannah Arendt destaca por su capacidad para encontrar nuevos enfoques y perspectivas sobre los ya viejos y habituales problemas de la filosofía. En este contexto, el pensamiento político de la pensadora se ha revelado como un punto de referencia fundamental en el estudio de la teoría y la filosofía política. Aunque nunca se presentó como ‘filósofa’, porque prefería situarse como una analista y crítica del pensamiento y de las categorías de la historia política así como de los acontecimientos sucedidos en este ámbito, la profundidad y los planteamientos llevados a cabo por ella demuestran lo hondo de sus reflexiones. Así, frente al tratamiento de los grandes temas políticos, Arendt realiza una incursión propiamente filosófica. Ambos aspectos están entrelazados y no siempre es fácil exponer su separación. Retornar sobre los textos arendtianos obliga a dar cuenta del desafío que generan en quienes se acercan a su obra, de manera que al interpretar su propuesta, es necesario replantearse la reflexión sobre la humanidad, principalmente en torno a los cauces del espacio público y, por ende, político. El hilo conductor que recorre la obra arendtiana es la “vindicación de la vida política como la forma de vida más distintivamente humana” (Campillo, 2002, p. 162). Con esto, Arendt especifica su propio matiz sobre lo político, de manera que se opone radicalmente a la concepción canónica de la política. Ella ubica a la política en un ‘espacio de aparición’ que emana allí donde un grupo plural de seres libres e iguales, comparten palabras y acciones. La vida política aparece por medio de un contrato social horizontal fundado en la libre asociación y unida a través del principio de reciprocidad por medio de promesas mutuas. Ese poder político se funda y sostiene a través de la participación espontánea de los ciudadanos, mediante asociaciones o ‘consejos populares’ que se federan en forma horizontal y escalonada.